septiembre 21, 2017

Hace tiempo tuve una amiga...

Tuve una amiga hace algún tiempo. Divertida, graciosa, bonita.
Por algún motivo confié en ella, aún cuando soy de las que no confía en nadie. La dejé entrar en mi vida, en mi casa, en mi familia.
Era celosa ella. Siempre se enojaba cuando las amigas de su pololo lo llamaban a horas inapropiadas.
Quería estar en todas mi amiga, quería ser parte de todo, no perderse de nada, ser el centro de todas las historias.
Un día me di cuenta de que ella llamaba a mi pololo de entonces a horas inapropiadas, cada vez que se sentía triste. Que también le enviaba fotos donde mostraba su generoso escote, o para preguntarle en cuál de sus fotos se veía más linda. Que le comentaba cosas del tipo "si yo fuera tu polola..." .
Un día me di cuenta de que nunca fue mi amiga.
Y ella dice aún no darse cuenta de por qué ya no quiero ser su amiga.
Es linda ella... divertida, graciosa, bonita.

diciembre 16, 2015

Historia breve

Había sido un mal día, prometía ser una mala noche, y no tenía ganas de salir de casa, pero unos amigos me invitaron a ver una película, y fui.

No recuerdo qué día era, pero hacía frío, así que de seguro estábamos en invierno.

Llegué al lugar bastante arreglada, o eso comentó uno de los amigos con los que me encontré ahí. Yo opinaba que me veía igual que todos los días. 

Entramos. Todo estaba oscuro. Nos sentamos en primera fila. La película, resultó ser la peor que había visto en mucho tiempo, y antes de 15 minutos, ya estaba considerablemente aburrida. De pronto, cuando pensaba que me quedaría dormida en ese asiento duro e incómodo, el amigo que estaba sentado a mi derecha, tomó mi mano. La quité de inmediato, pero insistió. No lo rechacé esa segunda vez. Su mano era cálida y suave, me gustó el contacto de su piel.  Así nos pasamos el resto de la película, acariciando nuestras manos en la oscuridad de aquel lugar tan lleno de gente. 

Confieso que me sentí un poco ridícula, como una niña pequeña, o como una adolescente con mariposas en la panza. 

Cuando terminó la película y se encendieron las luces, salimos con el resto de nuestros amigos, nos despedimos, y cada uno siguió su camino como si nada hubiera pasado.

(Breve relato, para mi clase de narración sonora)

diciembre 03, 2015

Cosas que odio: Incertidumbre

Tengo claro que la incertidumbre no es una cosa. Pero pasa que lo que más odio no suelen ser cosas, sino sentimientos, emociones, las que me hacen daño.

Supongo que esta no es una sensación agradable para nadie, pero yo en particular, la detesto. Si usted me odia, y pretende volverme loca, siembre en mí un poco de incertidumbre y mi desquiciado cerebro hará el resto del trabajo por cuenta propia.

Y no sé, tal vez sea la influencia de mi signo zodiacal (Tauro), pero necesito tener siempre los pies bien plantados. Puedo volar ocasionalmente, pero siempre con un cable a tierra muy firme. Odio no saber qué tipo de terreno estoy pisando, odio caminar a oscuras, no saber a dónde voy.