noviembre 27, 2012

Princesa

Veo cómo tu luz se apaga de a poco. Veo cómo alguien más apaga tu luz de a poco. Veo cómo cada vez queda menos de lo que algún día fuiste.

Vienen a mi mente recuerdos antiguos, de una princesa hermosa, de cuentos de hadas, y mil valientes caballeros dispuestos a morir por tan sólo una mirada de sus bellos ojos.

Y la bella princesa, de los bellos ojos, escogió de entre todos al caballero de brillante armadura que se robó su corazón. Y vivieron felices, pero no para siempre.

El caballero de armadura, no tan brillante como parecía , no sólo se robó su corazón, sino que también su sonrisa, su alegría y sus ganas de vivir.

Y yo me pregunto qué fue de mi princesa y qué fue de su sonrisa.

Me pregunto cada día qué es lo que le impide huir del caballero de opaca armadura.

No dejes que te apaguen, princesa triste. No dejes que te apaguen, princesa mía.

No hay comentarios: