julio 30, 2013

Amor ridículo

Soy ridícula. Lo sé. Soy ridícula desde siempre, y me siento cómoda siéndolo. Soy ridícula a propósito y me divierte, me hace reír a carcajadas.

A muchos mi ridiculez les causa pena.

A aquellos les digo que no sientan tristeza por mi, yo soy feliz.

Sin embargo, en ocasiones, siento pena.

Siento pena por quienes hacen el ridículo sin querer hacerlo. Siento pena por aquellos a quienes otros ponen en ridículo. Siento más pena aún cuando quienes los ponen en ridículo son los mismos que les juran amor cada día, y que hacen alarde de ese falso amor que a todos los demás causa sólo risas. 

Siento pena,  inmensa tristeza, cuando manosean una palabra tan sagrada como AMOR.




*De lo que había en borradores

No hay comentarios: