julio 30, 2013

Sequía

Llevo meses sin escribir.

En parte porque he estado un tanto ocupada en otras cosas. Distintos intereses, pasatiempos, tareas domésticas y asuntos familiares han ocupado mis días, por lo cual no he tenido suficiente tiempo para dedicarme a escribir.

En parte también porque creo que he perdido la inspiración. Mientras hago otras cosas, se me ocurren mil ideas, pero nada más intentar ponerme manos (y cerebro) a la obra, mi mente se queda absolutamente en blanco.

Bueno, no es que se pierdan de mucho, no eran grandes cosas las que escribía de todos modos.

Mientras tanto, sigo aquí esperando que la musa vuelva a mi.

No hay comentarios: